Archivo de la etiqueta: libros

Tejer salvó mi corazón

Estándar

corazon

Hoy os hablo de lo que me ha ayudado a mi tejer. Eso que dicen de “tejer es el nuevo yoga” para mi, es muy real.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

31 días del 2011

Estándar

He tenido muy abandonado esto… Y ha sido más por vaguería que por otra cosa…Pero no ha sido lo único que he tenido abandonado…y es que en temas laneros también ha sido así. No acabé los 4 cuadraditos del mes de diciembre, de echo hoy, he terminado 3, me queda uno, y estamos terminando enero y ni siquiera acabé los de diciembre !!…

En cuanto a temas fotográficos, estoy bastante contenta, me mandaron los de Turyou, el primer número de la revista de turismo para Castilla y León donde aparecía una de las fotos que me premiaron y compraron los derechos. Lo cierto es que me pareció un gran detalle por su parte y por el obsequio de un cuadernito con boli, todo reciclado y natural. Muy chulo… Por otra parte, este mes si he fotografiado cosas, más con las lomos que con la canon pero nose porque me encatan esas fotos, ya revelo las copias también no solo los escaneados, y las guardo en álbumes con las demás…que más da si quedan o no bien?? son mis imágenes … 🙂 y estoy muy contenta con ellas…

Por otro lado pasó mi cumpleaños, muchos añitos ya…Y lo cierto es que no me puedo quejar para nada de regalos, y menos aún de la compañía de los mios…. y ahora estoy un poco de los nervios ya que en estos días podría cambiar mi vivienda….estoy deseando que llegue esa llamada que haga que por fin pueda comenzar con la mudanza, que a fin de cuentas tengo las vacaciones de febrero para algo más que dormir, hacer fotos, pasear, y hacer ganchillo…. ¡¡ dios !! Suena a persona mayor !! Quería decir salir de fiesta y desparramar… (ya se me entiende…)

Y me he dado cuenta que hace mucho tiempo que no recomiendo nada musical… Pues hoy os traigo una recomendación. Se llama Barei y tiene un single que a mi me gusta mucho, se llama “Billete para no volver” , y creo que en cuanto saque el disco completo ire a comprarlo, es de esas artistas, como Vega, que me traen buenos recuerdos y cuyas melodías me gustan aunque escuche la canción 100 veces seguidas…
En cuestiones literarias, terminé de leerme unos cuantos libros, de el finalista del premio Planeta, “El tiempo mientras tanto” , lo recomendaría sobre todo por la realidad que refleja, lo corta que es la vida, lo que deberíamos aprovechar, que tenemos que tener valentía y que sin eso, no conseguiríamos nada… Muy interesante de verdad.
Por otro lado también terminé el de Marc Levy, el primero que leí me apasioó, lo devoré y este, aunque me costó un pelín pillarle el truco (es un poco más técnico que el otro ya que sus personajes son un Astrónomo y una Arqueóloga), lo cierto es que el final me encantó, y lo mejor es que la 2º parte sale el 4 de Febrero… El título es “El primer día” .

Durante la semana espero recuperar un poco el tiempo perdido de los últimos dos meses y escribir muchas cosas…

Elena

La vuelta al “cole”

Estándar

Aunque ya no vaya al colegio, la llegada de Septiembre significa el fin del periodo de verano, de las vacaciones, del disfrutar de las tardes en las terracitas, de las piscinas, de la playa…Vaymos, de todo aquello que deseamos que llegue durante meses, que se nos hace eterna la espera…Y en un abrir y cerrar de ojos, Septiembre…
Por supuesto que he aprovechado mi quincena de vacaciones, aunque este año, algo más relajada, he salido de fiestecilla, he dormitado bajo el sol de la sombrilla en la playa, me he tostado en las aguas marinas, he dormido hasta tarde, he remoloneado y comido helados…He descansado…

Sin embargo la llegada del mes de Septiembre, no me trae una excesiva felicidad, ni supone en mi un inicio de nada, supone un seguir adelante, tras una breve pausa…Es vuelta a la normalidad, a retomar la rutina…Pero sin embargo estos primeros días del mes, me han servido para pensar algunas cosas…Con que he disfrutado más últimamente, que me evade, que me tranquiliza, que me emociona, que me altera… Cosas que apenas paras a pensar demasiado…
Por ejemplo, siempre me ha gustado la lectura, y normalmente, leo algunos libros al año, normalmente libros “femeninos”, de historias de chicas, divertidas, románticas, cosas, que te evaden, que no son serias ni tienen misterio…Sin embargo este año, he cambiado esa narrativa “fácil”, por historias más complejas, con rasgos históricos, de misterio,de historias entrelazadas, de aventuras y de viajes a encontrarse a una misma, narrativa, a fin de cuentas que tampoco había prestado demasiada atención en los últimos años, me he leído casi 1 libro al mes, y prácticamente los he acabado devorando en ratos de comida solitarios,  noches un poco desveladas, o trayectos en transporte público, todo sirve, porque me he enganchado completamente a las historias y he sido impaciente por querer acabarlas…

Y no solo eso, sino que mi amor por la fotografía ha sufrido algunos cambios, con eso de la “era digital”, todo tiende a ser perfecto, a perder quizás un poco del encanto que le veo a la fotografía, a las tomas de instantáneas porq te recuerdan algo especial, momentos que quieres dejar grabados, pero que con la cámara digital no he sido capaz de sentir como “especiales”, que reflejados en esa pantalla, no me decían lo mismo que veía con mis ojos, era un tanto contradictorio…Pues bien, llego mi “redescubrimiento” con la fotografía lomográfica (de la que tanto he hablado), y este verano he conseguido plasmar con mi Diana Mini, todo eso que con la Canon Ixus no he conseguido nunca, imágenes con recuerdos grabadas, con un carácter distinto, con colores para mi, ideales, he conseguido fotografías que me transmiten de vuelta, lo que sentí en el momento que las estaba haciendo. No son perfectas, ni enfocadas 100%, ni la luz estará del todo bien expuesta, pero para mi, es lo que siempre había querido tener…

Y por último ahí han estado los días de vacaciones, en la playa y de descanso, he tenido de los dos tipos, vacaciones en plan “amistad” y en plan “pareja”. Quizás no haya disfrutado por igual de ambas, todas tenían cosas buenas y malas, pero me han servido para saber realmente que era lo que necesitaba para desconectar, para tener mi “pause”, antes de tener que retomar de nuevo todo…Y por supuesto, no cambiaría nada de ninguna de las dos…

Pues bien, ahora toca ponerse de nuevo en marcha, retomar el ritmo de las cosas, del trabajo, de los días de descanso, del agotamiento, y el relax, y seguir disfrutando de las cosas, aunque ya no sea verano…

Elena