Archivo de la etiqueta: chanel

La falda terminada

Estándar

Ya está totalmente acabada, con el bajo y todo… Es la primera falda que hago con forro y asi, aunque en alguna costura haya quedado un poco más chapucero, he aprendido a coser el forro a la cremallera, he perfeccionado el poner la cremallera invisible y me he desesperado con lo que se deshilachaba el tejido.

Por eso mismo he decidido coser el bajo de la falda con puntada en zig zag. Lo bueno del tejido es que disimula fenomenal cualquier costura y apenas se ve. He reforzado también las costuras laterales con el zigzag porque sino iba a ir perdiendo hilos cualquier día que decida ponerme la falda. La falda en sí es muy sencilla y usé el mismo patrón que para la de cuero sintético, solo que para coserla ha sido más sencillo, ¡porque no se me iba pegando el tejido! Aquí os dejo una muestra de los acabados para que lo veais…

detallefalda

Como yo odio hacerme autofoto, esperaré a que venga mi fotógrafo particular y asi os pongo foto del look completo. Aunque el tejido en sí tiene muchos colores aparte del naranja y el negro, se puede combinar con verdes, e incluso llegando la primavera, con blanco también quedaría bien. Con lo que yo lo he decidido combinar es con un cisne negro y una media negra tupida y las bailarinas. Ahora el siguiente reto por terminar es un neceser que tengo pendiente también desde hace muchos meses, luego lo mismo me animo con algo del burda de febrero, todo depende de si encuentro las telas que tengo en mente o no…

¡Saludos y hasta la próxima entrada!

¡Nuevas telas, para nuevos proyectos!…¡y otro premio!

Estándar

Lo primero dar las gracias a Marta de “2nd Funniest Thing” por su nuevo premio!! Si no conoces su blog, ya es hora de que te pases por el, porque entre otros millones de cosas, es de donde saqué la chulísima idea de customizar camisetas con plastidecor, pero no solo tiene eso, sino que hace muchísimas cosas más…Cinturones, organizador de bolsos, fundas para tablet… Échale un vistazo ¡que merece la pena!

Por otra parte… aprovechando que ayer era festivo en Las Rozas y que decidí no trabajarlo, me fui a Madrid a recoger a mi madre e irme con ella al centro a cotillear telas para los proyectos que tengo en mente… La verdad es que no dejará de sorprenderme la cantidad de telas que pueden tener en todas las tiendas de la calle Atocha y aledaños, de todos los tipos y para todo lo que quieras!

A pesar de que iba con las ideas muy claras, luego alli cambié de opinión varias veces, pero como iba con una asesora, no acabé volviendome loca. Los proyectos que tengo en mente son sencillos un clutch de cuero y falda a juego, idea que he sacado de “Oh mother mine”, aunque el clutch lo más seguro es que lo “tunee” un poco y yo le ponga solapa, ya veremos. Otro proyecto es usando el mismo patrón de falda si me sienta bien, hacer una con un tejido Chanel, que me chiflan y este es uno de los cambios que hice estando en la tienda, porque iba con la idea de marrones, y acabé comprando negro/rojo/blanco. Y ya que estaba hacerle una a mi madre en tonos beige/naranjas….
Y el último proyecto se me ocurrió el viernes estando en la tienda en la que trabajo, y es que ahora está super de moda el poncho, en todos los tejidos, pelo animal, punto, tejido con pelito… Y claro, lo vi taaaaan sumamente fácil que se me encendió la bombilla y me dije, “tengo que hacerme uno bien chulo”. Y buscando un tejido que pudiera servirme encontré la imitación piel en color crudo con un pelo tan suave, que no pude resistirme y compré. No hace falta que diga que estos tejidos son bastante más caros y que no me puede salir mal… Así que al haberlo comprado comencé con la indecisión de…¿y si no queda bien como poncho? ¿Y si hago mejor un chaleco?… Así que mientras termino mi vestido…(ese es otro tema que explicaré esta semana…), me decido…

Y por hoy nada más…

¡Hasta la próxima entrada, y besos!

Días de descanso….

Estándar

 

Perrear, esa es la palabra que mejor define mi estado en estos días de vacaciones, y es que aunque intento hacer cosas, la mayor parte del tiempo me la paso tirada en la cama leyendo o sentada frente al ordenador, y no precisamente preparando una tesis que digamos…
En fin, que me he tomado muy en serio esto de no hacer prácticamente nada en mis vacaciones… aunque esto tiene que acabar y mañana me pondré manos a la obra, seguro visite alguna exposición por la mañana de esas que nunca visito porque “lo voy dejando…” y al final quitan la exposición y yo lo he ido dejando por meses y al final no la veo…

Pero no todo ha sido vaguear sin hacer nada… Me he comprado un precioso color de esmalte de uñas nuevo, de Chanel, de esos por los que siento pasión… es el color “Splendeur”, y si, queda espléndido en mis uñitas…Aunque a decir verdad yo lo he rebautizado como “Rosa Barbie” porque sinceramente, es el rosa que llevaba antiguamente la Barbie en aquella caja maravillosa donde venía envuelta…(digo maravillosa, porque era muy feliz en los días en que por algún motivo de celebración, me regalaban una de esas muñecas).

Y tampoco todo han sido cosas de belleza estos días, también he tenido tiempo de…¡¡ terminar otro cuadradito de la colección !! y con este son los 4 del mes de Diciembre, y he prometido comenzar ya con los del mes de enero, que los de Febrero tienen que estar al caer…y no es plan que llegue Marzo y me pase como en Diciembre…

Lo cierto es que también tengo que hablaros sobre mi nueva adquisición para mi otra pasión, los zapatos… Vas por la calle tranquilamente, y después del gran disgusto que supone encontrar un zapato precioso y rebajadísimo en la tienda de Blanco y que encima, es ¡ tu número ! , y cuando vas a buscar la pareja que le hace juego (ya que tu tienes 2 pies del mismo tamaño y no un 37 y un 39…), resulta que el zapato a juego…. ¡se ha esfumado! y no solo eso, sino que te acercas con una gran sonrisa al dependiente (rogandole a quien sea por dentro que diga que si, que te saca otro par…) y le preguntas con toooda la amabilidad del mundo, si podría ser que tuviese otro par, o ni siquiera eso, el otro zapato que te falta…y su respuesta es … “no, solo tenemos lo que hay ahí, lo más seguro es que alguien se haya llevado dos números distintos…”  Pues si, definitivamente se te queda una cara de imbécil que no es normal… Y me pregunto, ya que me rebusqué (y mira que odio rebuscar) durante 10 minutos en toda la planta, y lo único que encontré fue un 39.. ¡¡ dos números más !! pero la chica no se dio cuenta de la diferencia??? en serio ??? En fin… después de este disgusto, paseando como decía por Gran Via, me encontré con una zapatería donde vendían zapatos (normales ¿eh?)  por nada más que ¡¡ 6€ !! si si…asi que vi uno negro bien bonito y del cual tenían un número completo para mi…asi que mira..la jugada me salió bien al final… jajajaja

 

Bueno, para la próxima entrada espero tener noticias “frescas” sobre algún que otro tema… veremos que tal van las cosas… ¡Saludos!

 

Elena

Pensando en ROSA

Estándar

Según he ido cumpliendo años, o me he ido relacionando con otras personas en diversos trabajos, acabas por darte cuenta de como todo ello hace que vayas evolucionando y cambiando cosas en ti misma…Esto no quiere decir que seas “influenciable” o que no tengas personalidad, sino que todos avanzamos cada día, cambiamos gustos y aficiones, pasamos de querer “eso” a querer “eso otro”, eso sí, nuestra esencia y nuestros gustos más personales, seguirán ahí arraigados…

Esto lo llevo pensando unos días,ya que hace unos meses, jamás me hubiera planteado cambiar mi maravilloso y amado iPhone, por una Blackberry, no solo porque sean marcas o modelos que no tengan demasiado en común, sino por lo apegados “sentimentalmente” hablando, que estamos a las cosas materiales. Porque ese objeto que tanto te gusta, te gusta no solo por su maravillosa (o no tanto) función que tenga, sino más bien porque recuerdas el momento y la persona que te lo regaló…Quizás, determinados casos como éstos, nos ayudan a darnos cuenta en como hemos evolucionado en ese plano, en como hemos cambiado o superado determinadas “etapas”… Pues bien, yo he superado una etapa esta semana, he adquirido una Blackberry y he guardado mi preciado iPhone. Lo cierto es que en cierta medida lo hice sin pensar, me dejé llevar por aquello que tenía ganas de tener hace tiempo, pero que no había intentado tener porque en el fondo estaba un poco “atada” a mi iPhone…(muchos pensarán que es una chorrada, pero si nos paramos a pensar, muchos estamos apegados a algo, una cancion, una camiseta, un peluche, una colonia,una pulsera, anillo…etc…) suele haber algo a lo q tengamos ese “cariño especial”, que no tiene porque ser una pareja, puede ser un familiar o amigo…El caso es que el otro día decidí “dar el salto” terminar por una parte de avanzar y dejar atrás ciertas cosas del pasado…Porque queramos o no, los objetos siempre nos recuerdan quien o que situación fue la que los trajo a nosotros…

 

Por otro lado, esta semana me he dado cuenta de que me he “aficionado” a determinadas cosas, se que las chicas por regla general, suelen cuidarse y siempre intentamos estar bien aparentemente ante los demás (es algo creo que genético jeje), a mi, reconozco que siempre me ha gustado estar “presentable” pero tampoco le di demasiada importancia a ello, pero ahora me gusta tener mis cosas de un modo más conjuntado, si uso determinada colonia, me gusta la crema q huela igual, y ya no me importa que un esmalte de uñas pueda costar 3 veces lo que costaría otro, solo porque sabes realmente que da buen resultado… ¿Me he vuelto adicta a algo que no se que es? ¿O sencillamente valoramos otros aspectos de esas cosas? El caso es que estoy realmente contenta com todas las cosas que conseguido y que me han regalado (porque si) esta semana…Esos detalles sin motivo, siempre hacen sentirte feliz…

Hoy comienza mi particular cuenta atrás para las vacaciones.¡¡Qué ganas tengo de no hacer nada durante 15 días, de salir y hacer cosas sin mirar la hora porque al día siguiente tenga que trabajar!! Las vacaciones siempre traen cosas buenas…

Elena