Archivo de la etiqueta: amor

La vuelta al “cole”

Estándar

Aunque ya no vaya al colegio, la llegada de Septiembre significa el fin del periodo de verano, de las vacaciones, del disfrutar de las tardes en las terracitas, de las piscinas, de la playa…Vaymos, de todo aquello que deseamos que llegue durante meses, que se nos hace eterna la espera…Y en un abrir y cerrar de ojos, Septiembre…
Por supuesto que he aprovechado mi quincena de vacaciones, aunque este año, algo más relajada, he salido de fiestecilla, he dormitado bajo el sol de la sombrilla en la playa, me he tostado en las aguas marinas, he dormido hasta tarde, he remoloneado y comido helados…He descansado…

Sin embargo la llegada del mes de Septiembre, no me trae una excesiva felicidad, ni supone en mi un inicio de nada, supone un seguir adelante, tras una breve pausa…Es vuelta a la normalidad, a retomar la rutina…Pero sin embargo estos primeros días del mes, me han servido para pensar algunas cosas…Con que he disfrutado más últimamente, que me evade, que me tranquiliza, que me emociona, que me altera… Cosas que apenas paras a pensar demasiado…
Por ejemplo, siempre me ha gustado la lectura, y normalmente, leo algunos libros al año, normalmente libros “femeninos”, de historias de chicas, divertidas, románticas, cosas, que te evaden, que no son serias ni tienen misterio…Sin embargo este año, he cambiado esa narrativa “fácil”, por historias más complejas, con rasgos históricos, de misterio,de historias entrelazadas, de aventuras y de viajes a encontrarse a una misma, narrativa, a fin de cuentas que tampoco había prestado demasiada atención en los últimos años, me he leído casi 1 libro al mes, y prácticamente los he acabado devorando en ratos de comida solitarios,  noches un poco desveladas, o trayectos en transporte público, todo sirve, porque me he enganchado completamente a las historias y he sido impaciente por querer acabarlas…

Y no solo eso, sino que mi amor por la fotografía ha sufrido algunos cambios, con eso de la “era digital”, todo tiende a ser perfecto, a perder quizás un poco del encanto que le veo a la fotografía, a las tomas de instantáneas porq te recuerdan algo especial, momentos que quieres dejar grabados, pero que con la cámara digital no he sido capaz de sentir como “especiales”, que reflejados en esa pantalla, no me decían lo mismo que veía con mis ojos, era un tanto contradictorio…Pues bien, llego mi “redescubrimiento” con la fotografía lomográfica (de la que tanto he hablado), y este verano he conseguido plasmar con mi Diana Mini, todo eso que con la Canon Ixus no he conseguido nunca, imágenes con recuerdos grabadas, con un carácter distinto, con colores para mi, ideales, he conseguido fotografías que me transmiten de vuelta, lo que sentí en el momento que las estaba haciendo. No son perfectas, ni enfocadas 100%, ni la luz estará del todo bien expuesta, pero para mi, es lo que siempre había querido tener…

Y por último ahí han estado los días de vacaciones, en la playa y de descanso, he tenido de los dos tipos, vacaciones en plan “amistad” y en plan “pareja”. Quizás no haya disfrutado por igual de ambas, todas tenían cosas buenas y malas, pero me han servido para saber realmente que era lo que necesitaba para desconectar, para tener mi “pause”, antes de tener que retomar de nuevo todo…Y por supuesto, no cambiaría nada de ninguna de las dos…

Pues bien, ahora toca ponerse de nuevo en marcha, retomar el ritmo de las cosas, del trabajo, de los días de descanso, del agotamiento, y el relax, y seguir disfrutando de las cosas, aunque ya no sea verano…

Elena

Anuncios

Pensando en ROSA

Estándar

Según he ido cumpliendo años, o me he ido relacionando con otras personas en diversos trabajos, acabas por darte cuenta de como todo ello hace que vayas evolucionando y cambiando cosas en ti misma…Esto no quiere decir que seas “influenciable” o que no tengas personalidad, sino que todos avanzamos cada día, cambiamos gustos y aficiones, pasamos de querer “eso” a querer “eso otro”, eso sí, nuestra esencia y nuestros gustos más personales, seguirán ahí arraigados…

Esto lo llevo pensando unos días,ya que hace unos meses, jamás me hubiera planteado cambiar mi maravilloso y amado iPhone, por una Blackberry, no solo porque sean marcas o modelos que no tengan demasiado en común, sino por lo apegados “sentimentalmente” hablando, que estamos a las cosas materiales. Porque ese objeto que tanto te gusta, te gusta no solo por su maravillosa (o no tanto) función que tenga, sino más bien porque recuerdas el momento y la persona que te lo regaló…Quizás, determinados casos como éstos, nos ayudan a darnos cuenta en como hemos evolucionado en ese plano, en como hemos cambiado o superado determinadas “etapas”… Pues bien, yo he superado una etapa esta semana, he adquirido una Blackberry y he guardado mi preciado iPhone. Lo cierto es que en cierta medida lo hice sin pensar, me dejé llevar por aquello que tenía ganas de tener hace tiempo, pero que no había intentado tener porque en el fondo estaba un poco “atada” a mi iPhone…(muchos pensarán que es una chorrada, pero si nos paramos a pensar, muchos estamos apegados a algo, una cancion, una camiseta, un peluche, una colonia,una pulsera, anillo…etc…) suele haber algo a lo q tengamos ese “cariño especial”, que no tiene porque ser una pareja, puede ser un familiar o amigo…El caso es que el otro día decidí “dar el salto” terminar por una parte de avanzar y dejar atrás ciertas cosas del pasado…Porque queramos o no, los objetos siempre nos recuerdan quien o que situación fue la que los trajo a nosotros…

 

Por otro lado, esta semana me he dado cuenta de que me he “aficionado” a determinadas cosas, se que las chicas por regla general, suelen cuidarse y siempre intentamos estar bien aparentemente ante los demás (es algo creo que genético jeje), a mi, reconozco que siempre me ha gustado estar “presentable” pero tampoco le di demasiada importancia a ello, pero ahora me gusta tener mis cosas de un modo más conjuntado, si uso determinada colonia, me gusta la crema q huela igual, y ya no me importa que un esmalte de uñas pueda costar 3 veces lo que costaría otro, solo porque sabes realmente que da buen resultado… ¿Me he vuelto adicta a algo que no se que es? ¿O sencillamente valoramos otros aspectos de esas cosas? El caso es que estoy realmente contenta com todas las cosas que conseguido y que me han regalado (porque si) esta semana…Esos detalles sin motivo, siempre hacen sentirte feliz…

Hoy comienza mi particular cuenta atrás para las vacaciones.¡¡Qué ganas tengo de no hacer nada durante 15 días, de salir y hacer cosas sin mirar la hora porque al día siguiente tenga que trabajar!! Las vacaciones siempre traen cosas buenas…

Elena