Días de descanso….

Estándar

 

Perrear, esa es la palabra que mejor define mi estado en estos días de vacaciones, y es que aunque intento hacer cosas, la mayor parte del tiempo me la paso tirada en la cama leyendo o sentada frente al ordenador, y no precisamente preparando una tesis que digamos…
En fin, que me he tomado muy en serio esto de no hacer prácticamente nada en mis vacaciones… aunque esto tiene que acabar y mañana me pondré manos a la obra, seguro visite alguna exposición por la mañana de esas que nunca visito porque “lo voy dejando…” y al final quitan la exposición y yo lo he ido dejando por meses y al final no la veo…

Pero no todo ha sido vaguear sin hacer nada… Me he comprado un precioso color de esmalte de uñas nuevo, de Chanel, de esos por los que siento pasión… es el color “Splendeur”, y si, queda espléndido en mis uñitas…Aunque a decir verdad yo lo he rebautizado como “Rosa Barbie” porque sinceramente, es el rosa que llevaba antiguamente la Barbie en aquella caja maravillosa donde venía envuelta…(digo maravillosa, porque era muy feliz en los días en que por algún motivo de celebración, me regalaban una de esas muñecas).

Y tampoco todo han sido cosas de belleza estos días, también he tenido tiempo de…¡¡ terminar otro cuadradito de la colección !! y con este son los 4 del mes de Diciembre, y he prometido comenzar ya con los del mes de enero, que los de Febrero tienen que estar al caer…y no es plan que llegue Marzo y me pase como en Diciembre…

Lo cierto es que también tengo que hablaros sobre mi nueva adquisición para mi otra pasión, los zapatos… Vas por la calle tranquilamente, y después del gran disgusto que supone encontrar un zapato precioso y rebajadísimo en la tienda de Blanco y que encima, es ¡ tu número ! , y cuando vas a buscar la pareja que le hace juego (ya que tu tienes 2 pies del mismo tamaño y no un 37 y un 39…), resulta que el zapato a juego…. ¡se ha esfumado! y no solo eso, sino que te acercas con una gran sonrisa al dependiente (rogandole a quien sea por dentro que diga que si, que te saca otro par…) y le preguntas con toooda la amabilidad del mundo, si podría ser que tuviese otro par, o ni siquiera eso, el otro zapato que te falta…y su respuesta es … “no, solo tenemos lo que hay ahí, lo más seguro es que alguien se haya llevado dos números distintos…”  Pues si, definitivamente se te queda una cara de imbécil que no es normal… Y me pregunto, ya que me rebusqué (y mira que odio rebuscar) durante 10 minutos en toda la planta, y lo único que encontré fue un 39.. ¡¡ dos números más !! pero la chica no se dio cuenta de la diferencia??? en serio ??? En fin… después de este disgusto, paseando como decía por Gran Via, me encontré con una zapatería donde vendían zapatos (normales ¿eh?)  por nada más que ¡¡ 6€ !! si si…asi que vi uno negro bien bonito y del cual tenían un número completo para mi…asi que mira..la jugada me salió bien al final… jajajaja

 

Bueno, para la próxima entrada espero tener noticias “frescas” sobre algún que otro tema… veremos que tal van las cosas… ¡Saludos!

 

Elena

Anuncios

Un comentario »

  1. Me gusta mucho cómo te queda ese color de uñitas, pero mucho, mucho :p.

    Lo de los zapatos fue un chollazo, además pudimos asistir a un desfile de “modelos” en plan “no se si llevar zapato descubierto o no”. Madre mía, esa tenía el pavo y la familia encima. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s