Crónica de una tarde de atasco

Estándar

Como cada día en mi semana de mañana, salgo sobre las 18.35 del trabajo y a pesar de vivir a 23 km de mi trabajo, distancia que facilmente se recorrería en unos 25/30 min, (semáforos incluídos) hoy, he tardado nada más y nada menos que 1 h y 45 minutos…
Sí, aunque parezca extraño y una locura, hay días que odio tanto mi ciudad que saldría corriendo. Adoro conducir, no me importa estar tiempo en el coche, pero no soporto perder las tardes de mis días encerrada en mi coche porque los agentes de movilidad, en realidad no sepan como “movilizar” a los conductores y sus coches… Durante estos años de conductora y más aún estos últimos 3 años y medio, en lo cuales me desplazo a diario en coche, me he dado cuenta de que los semáforos son más eficientes regulando el tráfico y que muchas (muchísimas) veces, la culpa del mal tráfico no es otra, que de los propios conductores que no saben moverse o situarse correctamente.

Desde mi coche veo de casi todo a diario, gente que apenas avanza cuando el semáforo se pone verde, a aquellos que se cruzan 3 carriles porque no saben realmente para donde van, de esa gente que se queda atravesada entre dos carriles para situarse en el que más avance, para segundos después volver al anterior porque el truco no les ha funcionado…Gente despistada que están más pendientes de su conversación telefónica que de si el semáforo está en ámbar, verde o rojo…Gente que se cree piloto de F1 con esos cambios de carril improvisados, sin intermitente por supuesto, no vaya a ser que se gaste, que sale caro y no viene de serie…que siempre te hacen dar el pisotón al freno, más que nada lo hacen para que compuebes tus reflejos ante actos inesperados, no vaya a ser que no sirvas para ello…
El caso es que acabo estresada, eres capaz de comerte una bolsa de ositos de gominola, aplastando las cabezas de las pobres gominolas, para liberar ese estrés producido por los minutos eternos de “acelera, frena” que se dan a lo largo del camino a casa… Cuando piensas realmente que tu coche serviría con solo 3 marchas pues, en 23 km (incluyendo autopista), tu coche no supera los 50 km/h. Eso si…. unos frenos de alto rendimiento para aquellos momentos en que el de alante se asusta que ve el de delante demasiado “cerca”, pega el pisotón (a pesar de que dobla la distancia de seguridad con el de delante) y tu , de rebote, pisas a fondo el freno, porque ha sido tan repentino que casi te lo tragas. ¡¡ Dios !! Es todo un estrés esto de llegar a casa…

Ah!! Pero la cosa no termina ahí… que ahora llega la segunda parte divertida, donde los ositos de goma ya no calman tu estres ni de broma…. ¡¡ aparcar !! jajajaja esto si es divertido, aquí debes tomarte una bidramina, que de tantas vueltas a la manzana (y al barrio) no solo te estresas sino que te mareas… Zona verde, zona azul… ¡¡ un sitio libre !! mierda…es zona azul, si lo dejo ahí a las 9 me multan… sigue buscando… ¡¡ otro sitio !! ah no… que ese acaba de robarme el sitio…. ¡¡ ese si que si !! NO, mi coche no mide lo que el maldito smart…
Y como no comentar los “sprints” de semáforo A a semáforo B, e intentar mantener primera posición con el que va detrás, no vaya a ser que se te adelante y te quite otro sitio… Ahí es donde te das cuenta de lo mucho que vale tu coche…de 0 a 40 en 30 metros….. xD
Y para cuando has logrado mantener la calma, sin maldecir a nadie e incluso alegrarte por aquellos que aparcaron antes que tu (aun sabiendo que ese sitio debería haber sido tuyo…) al fin, un alma caritativa, te cede su puesto… Cuando ya no sabías que música poner, si a Enya para evitar el estres, o a 30 seconds to mars para gritar a pleno pulmón y conseguir la relajación… El caso es que es el momento feliz del día… un sitio libre, una luz de marcha atrás justo delante de ti… aquel que cruza y se mete al coche…todo vale… 

Por supuesto esto es algo diario, lo cual a veces creo, que no es extraño que mucha población sufra de estrés y necesite medicación…no todo el mundo es capaz de soportar toda esta presión… Eso si, uno acaba teniendo un sexto sentido que le indica un sitio libre para aparcar, o en su defecto detecta posibles humanos en busca de su coche para cederte a ti su precioso sitio…

No veo el día en que no viva en pleno centro y solo tenga que coger mi coche y llegar a mi casa sin preocuparme por atascos interminables y búsqueda del aparcamiento prohibido…

Elena

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s